lunes, 3 de octubre de 2016

Catabolismo

Cuando los alimentos entran en el cuerpo, desde el primer momento, las moléculas de mayor tamaño se descomponen en otras más pequeñas. La digestión, en realidad, implica catabolismo. Una vez que las partículas de alimentos se descomponen en nutrientes más pequeños, estas cepas químicas liberan energía a través de un proceso de oxidación.
El proceso catabólico libera energía que trabaja para ayudar a mantener la actividad muscular adecuada. El proceso de oxidación que se produce durante el catabolismo ayuda a sintetizar los bloques de construcción químicos necesarios: trifosfato de adenosina (ATP). Múltiples moléculas de ATP les dan a las células el poder de transferir más energía producida durante el proceso catabólico hacia los procesos anabólicos.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario